Recurso 1

Claves para posicionar tu empresa en LinkedIn

Es una realidad que cada vez son más los que se deciden a completar su perfil en LinkedIn, una red social profesional con más de 100 millones de usuarios que está presente en países de todo el mundo.

Para una empresa es muy importante tener presencia allí donde se encuentran sus clientes potenciales. Por ello, en el siguiente post te vamos a dar algunas claves para posicionar tu empresa en LinkedIn.

1. El primer paso será buscar el nombre de tu empresa para verificar si aparece en LinkedIn.

2. En el caso de que aparezca en el panel de búsqueda, es muy importante que revises la descripción de la misma y te asegures de que la información es la correcta. Asimismo, te aconsejamos que el texto sea descriptivo y no exceda la extensión máxima permitida. También es aconsejable que antes de escribir hagas una búsqueda de las palabras más buscadas relacionadas con la actividad de tu empresa, esto te ayudará a conseguir mayor posicionamiento. Si por el contrario, tu compañía no aparece, debes agregarla. Para ello, necesitarás un e-mail con el dominio corporativo.

3. Lo siguiente que tienes que hacer es revisar las configuraciones y especificar quiénes van a tener acceso a realizar modificaciones. Ésta es una decisión que tienes que tomar de forma meditada, pues la reputación online de tu empresa está en juego.

4. A continuación, LinkedIn te ofrece la posibilidad de incluir productos o servicios con información sobre los mismos para que tus clientes puedan recomendarlos.

5. Mantén actualizada la plantilla de tu empresa. Asegúrate de que tus trabajadores sigan la página y de que aquellos que han dejado de prestar sus servicios hayan actualizado esta nueva situación en su perfil.

6. Analiza quiénes siguen a tu empresa, ya que de alguna manera están indicando cierto interés por la compañía. Estudia también las empresas de la competencia. Esto te ayudará a tener una visión global del sector en el que te mueves y a conocer los intereses de tu público objetivo.

Por último, es muy importante tener en cuenta que las Redes Sociales requieren de una atención y un tratamiento regular. Dar de alta un perfil y luego desatenderlo puede perjudicar seriamente la reputación online de tu empresa.

Facebook
Twitter
LinkedIn