Recurso 1

Software as a Service: Una oportunidad de 100.000 millones de euros

El nuevo mercado de SaaS es lo que comúnmente llamamos el negocio Cloud

El SaaS representa una magnífica oportunidad para los proveedores de software independientes (ISV). Estos nuevos actores son en mayor medida fabricantes de software que transforman fundamentalmente su negocio para ofrecer mayor valor añadido y vender software a una gama más amplia de clientes y agilizar las operaciones internas en pago por uso. Un ejemplo de la evolución de las pequeñas ISVs lo encontramos en el software de Marketing, donde han arrebatado el liderazgo a las grandes multinacionales en escasos cinco años.

La evolución del SaaS, impulsada por los avances en la tecnología de la nube, ha cambiado fundamentalmente la industria informática. Las promesas del SaaS son rápidamente apreciables: menores costos de desarrollo y soporte por ciclos de evolución largos y continuados, ciclos de ventas simplificados y cortos, entornos de implementación unificada y nuevas perspectivas basadas en los datos del comportamiento de los clientes. Las evidentes ventajas junto con una creciente demanda de los clientes de soluciones de software basadas en la nube, han alimentado las oportunidades del SaaS y las ISVs.

Un gran reto para las software factories

A medida que los compradores de software dan más consideración al costo total de propiedad (TCO), la facilidad de uso y la flexibilidad en sus decisiones de compra, el modo de entrega SaaS se está convirtiendo rápidamente en la alternativa preferida a las implementaciones de software tradicionales en todas las industrias. Esto supone todo un reto para las empresas de software que deben combinar su experiencia en la creación de producto con las nuevas formas de consumo rápido y dinámico.

La consultora MDC Research realizó recientemente una encuesta acerca de los principales factores que influyen en la decisión de crear una oferta de SaaS. Las tres razones principales que se obtuvieron son:

  • Crear nuevas oportunidades para adquirir nuevos clientes
  • Flujos de ingresos más consistentes
  • La capacidad de implementar innovadores productos que se adapten a los negocios cambiantes

Podemos pensar que este negocio es más propio de otros mercados como el americano, donde el año pasado miles de compañías pequeñas y medianas hicieron saltar la banca, como si de un casino se tratara, al trasladar el 45% de sus inversiones en tecnología a la nube. Pero nuestro mercado también cambia rápido.

Julián Lorenzo. Subgerente CRM UN en Grupo Lãberit.

Facebook
Twitter
LinkedIn