Recurso 1
Categorías
Noticias Lãberit

InlogiQ (Grupo Lãberit) ya es Atlassian Platinum Solution Partner

Los Partners Atlassian ofrecemos una amplia gama de servicios acreditados, aplicaciones e integraciones y soluciones personalizadas para ampliar el poder de magníficos productos de la marca.

Jorge Jerez Ibáñez (UN Calidad de Software – Grupo Lãberit)

Recientemente la Unidad de Negocio de Calidad de Software de grupo Lãberit ha sido reconocida como Atlassian Platinum Solution Partner, la más elevada distinción de la multinacional australiana Atlassian.

Atlassian es una de las empresas de software con mejor reputación en el mundo, que crea con gran éxito productos para empresas y desarrolladores de software en particular. Este reconocimiento no es en absoluto sencillo obtener, de hecho, solo ocho empresas en España lo ostentan y Grupo Lãberit, a través de Inlogiq, es la única en la Comunitat Valenciana.

Atlassian es una empresa con un gran compromiso por la calidad de sus productos e implantaciones, y para garantizar que esta calidad se traslade hasta sus clientes, tiene un sistema de evaluación de sus partners muy exigente. Uno de los factores que distinguen a los partners son el número de empleados de la empresa que obtienen las certificaciones.

Certificaciones de Atlassian: ¿Para qué sirven? ¿Cómo se obtienen? ¿Son realmente difíciles?

Todos los que trabajamos con las herramientas de esta marca hemos oído hablar de estas certificaciones, de su dificultad, y su importancia, pero ¿qué son las certificaciones de Atlassian?

Las certificaciones son una serie de pruebas para demostrar un nivel de conocimientos técnicos basadas en un examen de tipo test, habitualmente en inglés, aunque pueden encontrarse en japonés y coreano.

En estas pruebas, el candidato se enfrenta a una cantidad de preguntas, que oscila entre 65 y 80 según el certificado al que aspire, y en las que debe de acertar entre el 60% y el 70%. Para conseguir su objetivo cuenta con 180 minutos.

Los certificados están enfocados al distinto uso de las herramientas, desde el nivel de un Project Manager que quiere administrar sus proyectos, hasta las capas más básicas de los administradores de Jira (producto Atlassian) y los sistemas que lo alojan. Actualmente la mayoría de ellos están centrados en los modelos Server y Data Center, pero poco a poco se están implementando cursos enfocados también a los modelos Cloud.

¿Para qué sirven?

Actualmente, los certificados de Atlassian cumplen 3 funciones:

La primera de ellas, asegurar que se tienen unos conocimientos de las herramientas con las que se trabaja lo suficientemente avanzados.

La segunda, son necesarias para los Atlassian Partners, ya que se requiere que cuenten con un número mínimo de técnicos con dos certificados cada uno.

Por último, cuando una persona obtiene cuatro certificados, se convierte en un Atlassian Certified Master, el mayor de los certificados de Atlassian.

¿Cómo se obtienen?

Para obtener nuestro certificado deberemos darnos de alta en la web de certificados de Atlassian, comprar el examen que queremos realizar, y desde ese momento tendremos 30 días para presentarnos al examen. Esta compra nos proporcionará un curso básico de preparación para el examen.

Una vez aprobado, tendremos 24 meses antes de que caduque, pero podremos extender la duración mediante los badges, unos pequeños exámenes enfocados en un solo tema que extenderán 24 meses nuestro certificado, partiendo de la fecha en la que presentamos el examen del badge. Por otro lado, las certificaciones se extenderán automáticamente cuando obtengamos otra certificación.

Y… ¿dónde?

Para realizar el examen pedimos cita en uno de los centros habilitados, ya que tan solo uno de los exámenes puede realizarse de forma remota, y siempre vigilado mediante una webcam.

Los exámenes se realizan siempre en una sala individual, vigilados por una cámara, y no podremos utilizar nada que no sea nuestro ordenador. Deberemos retirarnos pulseras, collares, y cualquier complemento que pueda dificultar la fiabilidad del examen. Por último, en caso de ser un examen presencial, tendremos la oportunidad de utilizar papel y boli, así como un diccionario que serán aportados por el propio servicio de certificación al que acudamos.

Toda la información para solicitar la cita, así como lo referente a normas, obligaciones y derechos, nos será dada una vez compremos el examen.

¿Son realmente difíciles?

En los exámenes, los candidatos se enfrentan a preguntas complejas, que exponen casos enrevesados que implican a distintos equipos de usuarios, e incluso al sistema completo. Además, no solo hay que completar los cursos, desde Atlassian se recomienda tener una experiencia que varía para cada certificado: desde los seis meses hasta los tres años de experiencia.

Como punto extra, Atlassian cuenta con una serie de cursos que, aunque no son preparatorios para las certificaciones, recomienda haber realizado antes de presentarse a los exámenes.

Pautas antes de afrontar el examen

Si vas a afrontar uno de estos exámenes de certificación próximamente, es posible que te encuentres nervioso. Para asegurarte de estar preparado correctamente, te recomendamos haber seguido las siguientes pautas:

Realiza los cursos complementarios. Aunque Atlassian habla de ellos como cursos secundarios, te exponen las bases del conocimiento que es necesario para poder pasar el examen.

La documentación oficial puede ser una gran aliada en muchas ocasiones. Suele tener distintos casos de uso explicados, o venir acompañada de un conjunto de buenas prácticas. ¡No olvides que existe!

Asegúrate de ver las demos y entender los conceptos claramente. Si tienes dudas, realiza tu mismo pruebas en una instancia local. En caso de seguir teniendo dudas, pregunta a un experto mediante la comunidad de Atlassian, e incluso puedes crear un ticket de soporte.

Realiza las preguntas de prueba. Pese a ser preguntas sencillas, el formato sirve como introducción a lo que verás el día del examen, y te ayudará a no ir hacia lo desconocido.

Consulta a la comunidad. Se pueden encontrar cientos de posts hablando de las certificaciones, distintas experiencias personales, consejos, temas que suelen ser más costosos para los usuarios… No tengas miedo en preguntar, la comunidad de Atlassian es muy amigable, y estará encantada de ayudarte.

Muchos cursos vienen con casos de uso, en estos se ve la complejidad que puede llegar a plantearse en el examen. Atlassian no te da respuestas, por lo que deberás analizar pausadamente los casos y si se te plantean dudas puedes recurrir a profesionales o la comunidad.

No te dejes llevar por las malas prácticas. Es posible que tengas experiencia con la herramienta sobre la cual vas a certificarte y creas que realizas las cosas de la forma más eficiente, pero las respuestas correctas pueden no ser las que crees, debes tener claros los conceptos según dicta Atlassian y no sobrevalorar tus habilidades o experiencia.

 

Categorías
Formación

Optimizamos la gestión de equipo con la metodología Scrum

La metodología Scrum consiste en la gestión del trabajo del equipo humano y los procesos informáticos de una empresa para mejorar y optimizar los resultados. Con el proceso scrum las empresas pueden realizar entregas parciales o finales del producto y ofrecer resultados desde su implantación .

En Lãberit somos especialistas en el desarrollo de software a medida y por ello implementamos la metodología Scrum para gestionar los procesos y equipos. De esta manera, te aseguramos el mejor rendimiento y productividad de nuestros trabajadoras para terminar el proyecto con éxito.

Una de las principales características por las que destaca la metodología Scrum es que puedes gestionar el tiempo que el equipo de trabajo dedica para cada tarea. Gracias a esto podemos predecir el ritmo de trabajo del equipo para futuros proyectos, además de ofrecer motivación a nuestros trabajadores por la autonomía que tienen a la hora de controlar sus propias tareas.

Por otra parte, se trata de un proceso de gestión fácil y ágil, lo cual permite que el tiempo de respuesta entre todo el equipo sea dinámico y flexible. Esto se traduce en que se optimiza los recursos de la gestión del trabajo, ya que se adapta a proyectos dinámicos.

La metodología Scrum está pensada para abordar proyectos que necesiten resultados enseguida o entregas parciales o finales del producto final. Por ello es perfecto para el desarrollo de proyectos de un entorno flexible e innovador, en constante cambio.

El método de trabajo se basa en diferentes etapas:

  • Product Backlog: se fijan los objetivos del proyecto y el conjunto de tareas del equipo.
  • Sprint Backlog: están las tareas específicas para cada miembro del equipo y el tiempo de dedicará a cada una de ellas.
  • Sprint Planning Meeting: control de la agenda para desarrollar y llevar a cabo las tareas marcadas en el sprint.
  • Daily Scrum: gestión diaria de cómo el equipo lleva el trabajo.
  • Sprint review: se revisa cada sprint terminado y se hace balance de los objetivos y tareas realizadas. El objetivo es saber lo positivo, pero también los problemas o errores que han podido surgir durante la realización de las tareas de esa etapa.

Como ves, la metodología Scrum ayuda nos permite gestionar y optimizar la rutina de trabajo, para que maximices el retorno de inversión en este software.

Si quieres formar a tus empleados en metodología Scrum, contacta con nuestro Centro de Formación TIC. Nuestros cursos son subvencionables por la Fundación Tripartita, además, puedes elegir entre distintas modalidades (presencial, remota o a medida).

Categorías
Desarrollo software Marketing online

Los 10 beneficios de la metodología Scrum

La metodología Scrum es una metodología ágil y flexible que gestiona el desarrollo de software y pretende maximizar el retorno de la inversión de la empresa. Sus principios son la inspección continua, adaptación, auto-gestión e innovación. En este artículo vamos a enseñarte las ventajas de una de las metodologías de desarrollo de software más importantes en la actualidad.

Es considerado como el paradigma de la metodología de desarrollo ágil, gracias a la descripción de los roles, sus componentes y la organización de la actividad diaria. Consiste en la división del trabajo completo en distintos apartados o bloques, que se abordan en periodos cortos de tiempo (1-4 semanas).

Algunos de sus beneficios son:

  1. Fomenta la motivación y el compromiso del equipo porque los profesionales se encuentran en un ámbito propicio para desarrollar sus capacidades.
  2. Esto provoca una mayor productividad al eliminar la burocracia.
  3. La organización horizontal promueve la autonomía y la auto-organización.
  4. El desglose del trabajo favorece a una mayor flexibilidad a los cambios. Las necesidades del cliente y las evoluciones del mercado se analizan e integran a las tareas en menos tiempo.
  5. Este trabajo intensificado conlleva una alta predicción de tiempos puesto que se conoce la velocidad y rendimiento del equipo.
  6. Dominar estos rasgos del equipo de trabajo reduce los riesgos al conocer las funcionalidades de cada rol y la velocidad a la que avanza el proyecto.
  7. La capacidad de flexibilidad y la reducción de riesgos permiten cumplir las expectativas del cliente, quien indica el valor que le aporta cada requisito del proyecto.
  8. También, reduce el Time to Market: el cliente puede empezar las funcionalidades principales del proyecto antes de que este esté acabado.
  9. El método de trabajo y la revisión continua produce una mayor calidad del software.

Este software final tendrá las prestaciones con mayor valor de negocio, lo que maximiza el retorno de la inversión.

Nuestro equipo de desarrollo de software utiliza la metodología Scrum para optimizar y mejorar los procesos de trabajo, ofreciendo mejor calidad en los productos finales. Ahora que ya conoces sus principales beneficios, aprovecha para implantar esta metodología de trabajo en tu empresa. Recuerda que en Grupo Lãberit contamos con una unidad de negocio experta en calidad de desarrollo de software que puede orientarte. Contáctanos para saber más.

Categorías
Desarrollo software Marketing online

Descubre la metodología SCRUM

La gestión de procesos y equipos es una de las partes más complicadas para cualquier empresa. No sólo hay que tener en cuenta los recursos, sino también la optimización del tiempo, la coordinación del equipo, la definición de protocolos o las asignaciones de tareas. Todo ello requiere de conocimiento, buen criterio y tiempo para su implementación eficaz.

Como respuesta a estas problemáticas surgen las metodologías ágiles, que son nuevos sistemas de gestión que apuestan por una gestión dinamizada y muy coordinada de los procesos para llevar a un nivel óptimo el uso de nuestros recursos.

La metodología Scrum, define la forma de abordar un proceso de desarrollo software de forma ágil,  permite abordar proyectos complejos desarrollados en entornos dinámicos y cambiantes de un modo flexible, basada en entregas parciales y regulares del producto final en base al valor que ofrecen a los clientes.

La base fundamental de esta metodología es la división del trabajo completo (Product Backlog) en distintos apartados que pueden ser abordados en periodos cortos de tiempo, denominados Sprints. En un contexto SCRUM, el equipo de trabajo se auto-organiza y gestiona.

Beneficios de la metodología Scrum: 

  • Cumplimiento de expectativas.
  • Flexibilidad a cambios.
  • Reducción del Time to Market (El cliente puede empezar a utilizar las funcionalidades más importantes del proyecto antes de que esté finalizado por completo)
  • Mayor calidad del software.
  • Mayor productividad. Se consigue gracias a la eliminación de la burocracia y a la motivación del equipo al ser autónomos para organizarse.
  • Maximiza el retorno de la inversión (ROI)
  • Predicciones de tiempos. Se conoce la velocidad media del equipo.
  • Reducción de riesgos.

Descubre cómo te podrás beneficiar del uso de esta metodología con nuestros servicio de desarrollo de software.