Recurso 1
Categorías
Business Intelligence Formación

Gestión del conocimiento Vs Gestión de la información. ¿Los diferencias?

¿Qué es el conocimiento? ¿Cómo se gestiona en una empresa? ¿Es lo mismo que información? Muchos son los interrogantes que surgen cuando se empieza a debatir sobre la gestión del conocimiento y la gestión de la información. ¿Quieres aprender a diferenciarlos?

Gestionando información, administrando conocimiento para tu empresa

Vayamos por partes, lo primero es saber que gestionar el conocimiento no es lo mismo que gestionar información, aunque existe una estrecha relación entre uno y otro. La gestión de la información supone analizar y buscar nuevos significados, procesos fundamentales para tomar buenas decisiones, desarrollar nuevos conocimientos o garantizar la máxima eficacia de los servicios.

Por tanto, con la gestión de la información se pone en valor los beneficios relacionados a la misma, se minimizan los costes asociados a su uso, se garantiza un suministro continuo de información y se administra con la mayor eficacia posible. Gestionarla correctamente es lo que marcará la diferencia entre el éxito o el fracaso en una entidad.

Gestión del conocimiento, un paso más allá de la gestión de la información

Ya sabes que gestionar información y gestionar el conocimiento no son lo mismo, aunque no se pueden dar por separado. El conocimiento no se generará sin la información, por lo que para que la primera exista será necesario disponer de los mecanismos adecuados para la recepción y análisis de datos.

La gestión del conocimiento consiste en un conjunto de procesos mediante los que una entidad es capaz de aprovechar toda la información generada, ya sea de carácter individual, tácito o general. Este intangible se sitúa en un nivel más estratégico, otorgando a las empresas la capacidad de hacer un uso adecuado de la información que dispone y de sus habilidades.

Gestionar el conocimiento es importante porque favorece una estructura empresarial innovadora más eficiente. El conocimiento se transmite en toda la organización, lo que ayuda al crecimiento de la misma. Además, al transmitirse habilidades y conocimientos a los empleados, se incrementan las opciones de generar nuevos conocimientos que deriven a su vez en la creación de nuevos productos, servicios o aplicaciones.

Ahora que ya conoces las diferencias entre gestión del conocimiento y gestión de la información, solo debes ponerlas en práctica en tu empresa. En Grupo Lãberit damos mucha importancia a la transmisión de nuevos conocimientos, por eso disponemos de nuestro propio Centro de Formación TIC, donde desarrollamos cursos con los que adquirir nuevas habilidades tecnológicas.

Categorías
Marketing online

El community manager se siente infoxicado

El community manager se siente infoxicado (intoxicado de información). Este es uno de los grandes problemas que puede surgirte si trabajas con gran cantidad de información diariamente. Esto puede conllevar estrés, ansiedad, saturación y falta de productividad.

A continuación te dejamos algunos consejos por si prefieres ahorrarte ese quebradero de cabeza:

1. Fíjate unos objetivos claros: Para hacer frente a la saturación de información es imprescindible saber qué es lo que quieres y qué pretendes conseguir. Por lo tanto es fundamental tener claro los objetivos en cuanto a la búsqueda de información, los temas que más te interesan, los que son prioritarios.

2. Organízate en una agenda: Lo mejor es tener una agenda de trabajo. En ella debes definir el espacio que vas a emplear para cada tarea. Sobre todo fíjate cuáles son los tiempos que dedicarás a la búsqueda de información y evita hacerlo durante el resto del día.

3. Cambia los hábitos relacionados con los enlaces: Acostúmbrate a no pinchar enlaces cuando estás investigando sobre un tema a no ser que intuyas que dicho enlace puede completar la investigación. Sin embargo, es preferible que definas en nivel de documentación que necesitas sobre una temática para no pasarte.

4. Ten siempre preparado un Inbox: Aunque un poco más arriba hemos comentado que no tienes que buscar información si no estás en tu tiempo programado para ello, tampoco debes llevarlo hasta el extremo. Para ser productivo debes tener siempre preparado un Inbox o carpeta de entrada, para notar cualquier pensamiento que te venga a la mente y consideres interesante.

5. Tener una base de datos de fuentes fiables y de calidad: Debes revisar y mejorar tu base de fuentes de información. Tienes que comprobar la veracidad y el contenido de cada una. Por ejemplo, si estás utilizando un programa como Feedly puedes hacerte preguntas como: ¿Cuántas veces he utilizado esta fuente en las últimas semanas?, ¿me ha ofrecido contenido de calidad?, ¿la debería eliminar?, etc.

Si quieres aportar algún consejo más sólo tienes que decírnoslo 🙂