Recurso 1
Categorías
Marketing online

¿Necesitamos hacer marketing de contenidos?

El marketing de contenidos, ha supuesto una nueva forma de comunicar, de transmitir.

 

En el mundo que nos ha traído Internet, disponemos de una gran variedad de canales y plataformas mediáticas, basadas en varios tipos de formatos, tales como vídeos, artículos, infografías, apps. Esto conlleva la captación de una mayor audiencia respecto a los canales tradicionales, además de la posibilidad de segmentar, analizar y medir.

En este nuevo marco mediático, tiene lugar un nuevo modelo de comunicación, la comunicación bidireccional, que ofrece la posibilidad de interactuar con el mensaje y por tanto con la empresa, lo que da paso a una mayor velocidad en la transmisión del mismo, así como el fomento de su viralidad. Aquí las redes sociales desempeñan un importante papel, su uso es imprescindible para crear canales efectivos de comunicación, que permitan potenciar y ampliar el impacto del mensaje.

El marketing de contenidos ya supone una prioridad para las empresas, el 75% de ellas ya invierte en la creación de contenido de calidad, es más, las empresas cada vez destinan más recursos a la generación de contenidos, en detrimento de la publicidad convencional. Esta práctica ya ha dado los primeros resultados positivos, la mayoría de las empresas que desarrollan una estrategia de contenidos han conseguido aumentar su notoriedad, lo que se ha traducido en un incremento de su volumen de facturación.
Los usuarios demandan una gran cantidad de información, el contenido es ahora el que nos manda. Resulta imprescindible contar con una estrategia de contenidos eficaz, diseñada en base a un estudio previo de la audiencia, con el fin de detectar sus intereses y poder generar contenido de calidad, orientado a satisfacer dichas inquietudes, ajustado a sus preferencias.

Pero, ¿Realmente necesitamos hacer marketing de contenidos? La respuesta es, que si.

 

En la era 2.0, no hacer marketing de contenidos, es como permanecer callado ante una conversación, no participar en ningún momento, ni intentar llamar a atención de los presentes con alguna aportación interesante. Nuestra presencia pasará desapercibida. Tampoco se trata de hablar por hablar, por el mero hecho de decir algo, sino de aportar valor, hay que ser creativo y cautivar al usuario con nuestro contenido. De este modo podremos atraer a más audiencia y fomentar el engagement, consiguiendo así nuevos leas e incluso prescriptores para la marca, además de ganar relevancia para nuestro contenido y mayor notoriedad para la empresa.

Muchas empresas no consiguen los resultados esperados, su principal defecto es que no cuentan con una estrategia de contenidos adecuada, sus actuaciones no atienden a un objetivo claramente definido. Algunas de ellas todavía actúa como si se tratara de acciones de comunicación tradicional, con una marcada finalidad comercial. El Social Media, no es un lugar para vender, sino para relacionarse.
El éxito pasa crear una estrategia atendiendo a las necesidades del público objetivo, con contenidos de calidad y sin perder la esperanza. Iremos poco a poco pero llegaremos. Tenemos que ir ajustando los plazos de publicación, monitorizando y estudiando las estadísticas y reorientando la estrategia en función de los resultados obtenidos.

 

Prepara tu estrategia de contenidos y súbela a las redes sociales ;))