Recurso 1
Categorías
Marketing online

Qué es el consumidor ROPO

¿Sabes qué es el consumidor ROPO? Seguro que tú también eres uno de ellos y ni te has parado a pensarlo. No pienses que es nada malo, no deja de ser una consecuencia de los nuevos hábitos y del avance tecnológico. El termino ROPO es el acrónimo en ingles, Research Online Parchase Offline, es decir, el consumidor que busca online y compra offline. También podemos conocerlo como webrooming. Esto parece ser la conclusión de una perfecta adaptación de las nuevas tecnológicas y de ciertas reticencias tradicionales de no alejarse de la compra en el punto de venta.

El consumidor ROPO busca en la Web, se informa, consulta en foros, compara y acude a la tienda física para comprarlo. Una tendencia que tiene que ver con nuestros impulsos emocionales básicos y con los más sensoriales.  La gente quiere probar los productos, tocarlos, sentirlos antes de adquirirlos.

A pesar del alcance digital de nuestra era, aún hay consumidores que se muestran suspicaces a realizar sus compras a través de Internet. Los principales motivos que llevan a los consumidores a realizar este tipo de compra son:

  • La posibilidad de comprobar las cualidades del producto: tamaño, peso, color etc.
  • El tedioso tiempo de espera y de entrega del producto.
  • La incertidumbre de que todo se este llevando a cabo correctamente.
  • En Internet el catalogo de productos suele estar incompleto.

Teniendo en cuenta que el 34% de los consumidores buscaron online y compraron offline, las estrategias de marketing e-commerce deben tener muy presentes en sus planes a estos consumidores y no olvidarse de los consumidores ROPO a la inversa,  (aquellos que buscaron online, acudieron a la tienda, comprobaron el producto in situ, pero terminaron comprando online. Un perfil que coincide con la cultura del nativo de las nuevas tecnologías: su hábitat es el mundo digital y a él vuelve para comprar).

Como puedes ver, el comercio tradicional ha evolucionado y la tendencia es que cada vez sea más e-commerce. Aunque lo tradicional no desaparecerá, sí ha de hacer grandes esfuerzos por digitalizarse.